Arrow Fat Left Icon Arrow Fat Right Icon Arrow Right Icon Cart Icon Close Circle Icon Expand Arrows Icon Facebook Icon Instagram Icon Pinterest Icon Twitter Icon Hamburger Icon Information Icon Down Arrow Icon Mail Icon Mini Cart Icon Person Icon Ruler Icon Search Icon Shirt Icon Triangle Icon Bag Icon Play Video
Hola Ecuador

Hola Ecuador

|

 

La prestigiosa diseñadora de joyas basada en Miami. Daniella Kronfle abre por primera vez las puertas de su casa y no concede una intima entrevista para contarnos su historia.

Creció en la joyería de su madre rodeada de piedras preciosas, pasaba las tardes admirando cada pieza y deseandolas como regalo de cumplea­ños, de Navidad ... cualquier excusa era valida para querer una nueva. La herencia sumada a la pasión la impulsaron para formarse en Florencia, donde adop­to la técnica y conocimientos para crear piezas como las que apreciaba de niña. Hace 15 años aposto por Miami y allí se instalo para fundar su propia empresa. De las diseñadoras de joyas ecuatorianas es la de ma­yor éxito y respeto internacional. Su trayectoria es ampliamente conocida, contrario a su vida privada que siempre ha guardado bajo reserva. Para nosotros hace una especial concesión, Daniella se deja entre­vistar y abre las puertas de su casa en Miami.

 Recibes a un medio por primera vez en tu casa. Cuéntanos, como esta decorada?

Mi casa refleja mi personalidad cien por ciento. La decoré con la ayuda de Dida Home, de Diana Uribe y David Miranda. Ellos fueron mi guía y logra­mos que los ambientes reflejaran mi estilo. Algunas piezas las he ido comprando con el tiempo en dife­rentes viajes como una consola de madera especta­cular, de un anticuario de Florencia. La lámpara del comedor la mandé a hacer en Murano, me senté con la persona que diseña las lámparas y escogimos cada color juntas. La mesa del comedor ( danesa de los años 50), la compré en una feria de antigüedades en París y dos años después encontré las sillas para hacer juego. La verdad lo disfruto mucho porque para mí el tema estético es muy importante, soy una persona muy visual.

 Supimos que hace tres años te casaste en Italia. Que recuerdos nos puedes compartir de ese día?

Si, hace tres años me case con el que fue mi enamorado a los 21. Por cosas de la vida nos separa­mos y después nos reencontramos. Nos casamos en Italia, en una ceremonia íntima. Tuvimos la suerte de tener a nuestro lado a la gente que queríamos. La ceremonia fue en la iglesia Certosa de Florencia, un Iugar precioso y mágico, pintado completamente con frescos. La recepción fue en una villa italiana de la época del renacimiento rodeada de jardines. Todo quedó como lo soñé, rodeada de historia y la estética, y por supuesto, acompañada de gente muy cercana a mi. Fue una noche inolvidable.

 Cuanto tiempo después creció la familia?

Quede embarazada ese mismo año. Ya tenia 37 años, había disfrutado mucho de mi vida de soltera y me sentía preparada para ser mamá. Mi hijo ya tiene 2 años y la verdad es que estoy muy dedicada a él. Es muy dulce y bueno, he disfrutado de cada etapa.

 Ha sido fácil encontrar el balance?

Hay días y días, pero creo que he logrado un buen balance con mi carrera, mi papel de madre y esposa. Ademas mi esposo ha hecho que sea una experiencia maravillosa. Creo que el estado de madurez y serenidad han sido su­mamente importantes. Ahora mi principal en­foque es nuestro hijo.

Tu mama es dueña de una joyería. No es coincidencia que hayas llegado a este mundo, cierto?

Por supuesto. Desde que tengo diez años he estado expuesta al mundo de la joyería. Como hija única, siempre tuve una relación cercana con ella. Viajábamos juntas a la ferias de joyería mas importantes a ver las tendencias, comprar diamantes, piedras preciosas. Desde muy corta edad estuve en con tacto con un mun­do que me enamoro.

Dices que tu mama se preocupó mucho por tu educación. Que cosas hiciste gracias a ella?

Tuve la oportunidad de estudiar en Suiza. Allí aprendi idiomas, algo que para ella era im­portante. Se hablar italiano, francés e ingles. Cuando termine el colegio me establecí en Flo­rencia para estudiar diseño de joyas y orfebrería en la Escuela Lorenzo de Medici, y al mismo tiempo hice un minor en historia de! arte y antigüedades. Florencia es una ciudad rica en histo­ria y cultura, cualquiera al que le guste la aplicación de las artes plásticas va a encontrarse con una ciudad que lo inspira. Tome muchos cursos, charlas, y después de terminar mi carrera fui a la Sorbona, en Paris, para tomar un curso de civilización francesa. A lo largo de los años, pienso haber demostrado a mi madre que todo el es­fuerzo al educarme ha valido la pena.

Que significaron esos años en Italia?

Fueron años muy importantes para mi en todo sentido. Allí tuve la oportunidad de hacer lo que me apasiona, aprendi todas las técnicas italianas, las de los pioneros en cuanto a diseño. Me forme como diseñadora pero también coma ser humano. Viaje y aprendi mucho de cultura, arte y del mundo. Fueron dos años que se me pasaron como dos meses. Florencia es un lugar en donde todos hablan en el idioma del arte, todas mis amigas y yo vivíamos la misma experiencia y queríamos enriquecernos de al­guna manera.

 Graduada en Italia y lista para trabajar vuelves a Ecuador. Como fue esa etapa?

Regrese a Ecuador con pena de dejar ese mundo inspirador pero con mucha ilusión de aplicar mis conocimientos en el negocio de la familia. Me inicie como Directora Creativa en la joyería de mi madre durante 5 años. Una cosa era estar a los 13 años sin tener que involucrar­me en el manejo de la joyería, y otra fue entrar en contacto con el negocio per se: atendiendo gustos de los clientes, hacienda diseños especia­les y conociendo el manejo del negocio.

 Y por que no quedarte en Ecuador?

Tenia una contradicción porque en Ecuador quería hacer cosas para las que no tenia posibilidades. Las tendencias en esa épo­ca ( cuando no existían todas las redes socia­les), no llegaban al día. Y en ese aspecto, creo que siempre he entendido la tendencia e in­clusive he podido visualizar aplicaciones en piedras y diseño antes de que se convierta en tendencia. Soy muy innovadora. Por eso para mi fue un reto educar al publico, para que aceptara una propuesta de diseño nueva. Ecuador tiene un significado muy especial ya que nací y me crié ahí. Viajo constantemente por lo personal y profesional.

 Se entiende entonces que tu mamá tenia una gran confianza en tu talento.

Sí, y eso me dio mucha seguri­dad, mi mamá me dio la confianza que necesitaba para poder creer en mi misma. Creo ademas que la cla­ve del éxito ha sido el respeto entre las dos.

 Cinco años después decides moverte a Miami, cómo fue tu pri­mera etapa allá?

Mis primeros años en Miami fueron un reto. Di a conocer mis diseños y la marca a un mercado nuevo al cual le encantó mi trabajo. Creo que soy una persona sin mie­do a los cambios ... una mujer visio­naria. Nunca me estanco en nada y si hay oportunidades, las tomo: me instalo, conozco gente y creo una vida. En ese sentido soy camaleónica, me adapto y saco el mejor prove­cho.

 Dónde quedaba tu primera boutique?

En el jewelry District de Mia­mi que, en esa época, estaba con­virtiéndose en una ciudad mas cos­mopolita, lo cual atrajo a muchos diseñadores, artistas y creativos para establecerse ahí. Fue una eta­pa en la que seguía la tendencia mundial de joyería. Con el tiempo fui creando mi identidad como diseñadora y marcando mi propio estilo, un estilo que hoy se encuen­tra en cada uno de mis diseños.

 Inmersa en el mundo del lujo y la moda, te ha llevado tu oficio a conocer personas clave?

Claro que sí, no siempre gen­te famosa pero si gente con mucho talento que vino a Miami y que apostó por esta ciudad. Hace 15 años era un lugar a donde la gente solo venia de vacaciones y compras. Ahora Miami se ha convertido en una ciudad cosmopolita donde hay opera, teatro, galenas y un escena­rio de arte muy interesante. Enton­ces existe entre todos los que apos­tamos por Miami un gran respeto a nivel profesional porque nos he­mos vista crecer y aprendimos de la experiencia del otro.

 Cómo ha cambiado la mane­ra en que se usan las joyas?

Con el tiempo la manera y ocasión de lucir las joyas ha cam­biado mucho. Antes se usaban solo en ocasiones especiales como galas, bailes o matrimonios. La mujer de hoy tiene muchos roles en su vida, las joyas se convierten en un com­plemento que la acompaña a toda hora, haciéndola sentir mas feme­nina. Esa es la esencia de mis diseños, una pieza que te pueda encan­tar, que la puedas lucir todos los días y por supuesto, disfrutarla.

 Haciendo un balance, cómo es el momento que te está tocando vivir ahora?

Creo que estoy en el mejor momento a nivel personal. Ade­mas la marca va logrando un reco­nocimiento internacional impor­tante. Estamos por abrir la nueva boutique Daniella Kronfle en el prestigioso Miami Design District. Ademas, en días pasados inaugu­ramos nuestro primer Concept Boutique en Riocentro Entre Ríos, que fue diseñado por una recono­cida firma que ha trabajado para Louis Vuitton y Tiffany. Puedo de­cir que en este momento estoy vi­viendo los frutos de 15 años de trabajo. Me siento realizada en todo aspecto.

 

  • Post author
    Tennyson Preston